El Barça Golea al Levante en el camp nou
3 (60%) 2 votes

Con Dembélé como titular, marcaron Leo Messi, Luis Suárez… y Paulinho

Valverde premió a Arnáiz con el debut en primera división ante un combativo Levante

Siguen pasando las jornadas y un Barça sólido y seguro de sí mismo sigue en pié sin entender lo que es perder.

Falta un partido para terminar la primera vuelta y el conjunto azulgrana únicamente ha cedido tres empates en Liga (Atlético de Madrid, Valencia y Celta), de tal guisa que luego de merendarse a un óptimo Levante por 3-0 en el Camp Nou, el grupo de Ernesto Valverde en este momento se encuentra a 17 puntos de distancia de un Real Madrid que debe confrontar en unas horas al Celta y que le queda por el momento el desafío pendiente en oposición al Leganés.

FC Barcelona 3 – 0 Levante UD

Desde que el Barça tropezara en el hogar contra el Celta de Unzué (2-2), la tropa comandada por Messi ha ganado los 4 partidos, marcando 12 goles y no encajando ninguno.

Un ritmo increíble. La visita del Levante, a priori un contrincante accedible, se afrontaba con el morbo de entender si Dembélé sería titular o no. Y lo fue.

En el momento de la realidad la enorme novedad no fue esa, debido a que era previsible, si no la suplencia de Sergio Busquets, a quien Valverde dio descanso de cara a los siguientes partidos. Otra de las ‘sorpresas’, si de esta forma puede considerarse, fue la titularidad de Javier Mascherano.

Sin importar su inminente salida a la Liga china, jugó los noventa minutos en un partido muy plácido y terminado que sonó a dulce despedida.

Si alguien se estima que la victoria del Barça fue coser y cantar se equivoca. De hecho, fue el Levante quien golpeó primero, sin complejos de ningún tipo.

Con un conjunto donde únicamente había 4 players sucesos respecto al partido de Copa frente el Espanyol, Boateng se empeñó en llevar a cabo trabajar a la defensa azulgrana, Con Dembélé claramente abriendo el campo desde la banda derecha, quedó meridianamente claro que la enorme virtud del francés en agredir con el esférico controlado y bastante espacio por enfrente, algo complicado de producirse en este Barça que acostumbra controlar el esférico y a quien sus oponentes esperan agazapados atrás.

Frente esa defensa a ultranza la preferible satisfacción es hacer líneas de pase y en eso hay un maestro llamado Leo Messi.

Por bastante que se le conozca, siempre llama la atención. Y eso logró a los once minutos, cuando envió un esférico prominente a Jordi Alba que éste devolvió de cabeza para que el argentino, llegando desde atrás, rematara a la misión defendida por el ex azulgrana Oier. Un gol que tuvo su miga. Era el sexto que le facilitaba Alba.

Y si el primer gol llegó del del costado izquierdo, el segundo lo logró por la derecha. Un enorme desmarque de Sergi Roberto fue muy bien visto por Mascherano que le pasó desde veinticinco metros.

El canterano, sin permitir que caiga el esférico, logró un paso al sector del Levante para que Luis Suárez controlara primero y fusilara luego.

Un golazo. Y de esta forma salió el Barça al descanso, con dos goles producidos en las bandas y dejando tocado a un combativo Levante que se salvó de algunos goles más, como el tiro cruzado de Rakitic que salió lamiendo la cepa del poste o el uno contra uno que Oier le amargó a un Messi muy activo.

OTRA VEZ TER STEGEN

El partido hubiera podido cambiar radicalmente si Ter Stegen no alcanza a ser Ter Stegen.

Una vez más. Todavía no se habían jugado diez minutos del segundo tiempo cuando el misión alemán salvó un gol cantado frente tiro del del costado Shaquel Moore.

Su pie izquierdo fue increíble y evitó que el Levante se metiera otra vez en el partido. El acercamiento comenzó a ingresar en esa etapa donde uno no sabe realmente bien si los dos contendientes se constituyen ya con los hechos. A verlas venir.

Comenzaron a producirse un rosario de cambios y a verse muchas variedades tácticas.

Semedo reemplazó a un Dembélé bastante sutil y que debe rendir muchísimo más para realizar las expectativas construídas.

Con el portugués en banda derecha, Sergi Roberto se adelantó y pasó a divertirse más adelantado. Luego André Gomes sustituyó a Andrés Iniesta y poco luego Valverde premió la trayectoria del talaverano José Arnáiz, que jugó los últimos diez minutos como radical izquierdo, muy abierto en banda.

Ya en tiempo añadido, Messi tuvo un golpe de genio, se quiso ir de todo el planeta y dentro del sector logró el pase de la desaparición hacia atrás para que Luis Suárez dejara pasar el esférico y Paulinho, otra vez, remata a puerta cómodamente.

Asombroso el registro goleador del brasileño.

Siete goles como quien no quiere la cosa.

No logró un óptimo partido, por supuesto, pero nadie tiene su llegada. Partido práctico, triunfo indiscutible y un paso más hacia el encabezado de un Barça que no se durmió frente los triunfos previos de Valencia y Atlético de Madrid.

En este momento le toca al Madrid en Vigo.

Dejar respuesta